JESÚS MATEO (1971) / AQUÍ ES DONDE HAY QUE MIRAR

  • En el mural se concentra una especial concepción estilística del artista, su sentido visual e histórico, la dirección de su inspiración motivada por el entorno y el espacio, el numen creador y expresivo, un aura definitivo sobre lo que se proyecta,  y un espíritu volcado al conocimiento y al destino compartido que se contiene en esas paredes.
a
  • Lo que ha plasmado el conquense MATEO es una revelación depurada y desnuda de lo que es una génesis en trance de regenerarse, hasta  que la metamorfosis sea un imaginario de formas y colores que venza a la muerte.  Incluso sus mutaciones no dejan de producirse según vayamos enfocando la mirada, envolviéndose y desenvolviéndose, embriones que lo mismo que han sido encarnados, a su vez continúan reproduciéndose en una significación sin final. 
  • Hasta es posible que según vayamos enfocando la vista esta percepción mute, porque va originando otras formulaciones y otros escenarios, nuevas metamorfosis e imágenes, sin dejar de moverse, quizás exclamando:
  • ¡Si el ser humano es sólo inmundicia, quiere decir que lo único esplendente es lo trascendente!  

Quien tiene arte, va por toda parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.