VÍCTOR HUGO PÉREZ (1975) / NO DESESPERÉIS

  • Si lo apolíneo ha quedado atrásy lo atractivo  malencarado lo sustituye y toma su lugar, la práctica ya es cuestión de un instinto creador y una mente airada y furibunda.  
  • La rabia le sale al mexicano VÍCTOR HUGO como una plástica que desdeña lo exterior, aunque como no carece de ninguna paz en su interior, poco a poco sus criaturas se van deformando y le crecen la excrecencias de lo horrible y su violencia. 
  • En sus pinturas y esculturas el fuego cromático es un debate abierto, de trazos o pátinas exaltados y como expresando un discurso a voz en grito porque nadie quiere oírle.

La sangre de los pobres es dulce, y a quien se la bebe, bien le luce. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.