GERARD THOMASCHÜTZ (1953) / NO QUIERO ABSTENERME

  • Está lo pintado, pero como no hay guión, el contexto al que se atiene el autor es el silencio que va mutando la imagen, que la va revelando como la locura y el horror de un dios asesinado. 
  • El austríaco THOMASCHÜTZ no piensa en modismos o escuelas, sino en una obra muy vivencial y existencialista, con toques expresionistas propios de un esceptismo que llega hasta el último confín del mundo. 
  • Colores sobrios, claroscuros, blancos infectados, figuras que son la traslación de una sociedad que ha alzado un paradigma de indignidad y deformidad. El pintor, desnudo ante esa angustia, considera que cada una de sus obras es un epitafio.  
  • Ver significa detenerse,
  • olvidarse de vivir,
  • y quedarse ahí, dentro del tanque
  • para siempre.
  • (Marcelo Leites)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.